Cuando un ladrón intente entrar en una vivienda el principal escocllo que se encuentra es la puerta de la misma. Del nivel de protección con que cuente esta dependerá en buena medida el tiempo que necesitará para entrar y hacer de las suyas. Las cerraduras y escudos de seguridad han conseguido sobreponerse en buena medida a diferentes métodos tradicionales de robo como el taladro, el rompebombillos, o la pata de cabra pero no existe el sistema de seguridad infalible. El aumento del nivel de seguridad se traduce en una protección total, si no en el aumento del tiempo y ruido necesarios para llegar a abrir la puerta.

Con la protección física a un nivel de resistencia a años luz del disponible hace sólo un par de décadas, el siguiente paso que ha dado la alta seguridad es la incorporación de la electrónica al sistema. Un buen ejemplo de ello es el sistema de detección anticipada INN.

¿En qué consiste la detección anticipada?

El sistema INN se basa en el escudo de seguridad de la puerta. Además de ser de los modelos más seguros del mercado y contar con la certificación Aenor correspondiente, el escudo cuenta con cuatro detectores trampa que, en el momento que detectan un intento de forzado de la cerradura, activa ua alarma de 95 decibelios instalada dentro de la vivienda mediante un simple enchufe. Opcionalmente también puede enviar un SMS o hacer una llamada al propietario de forma simultánea para llamar a las fuerzas de seguridad.

A diferencia de otros sistemas de alarma como los detectores volumétricos, está permanentemente activado, no necesitando manipularla al entrar o salir de la vivienda. Ello es posible por su localización en el bastidor del escudo. Al estar en una zona protegida es necesario un intento real de forzado para que salte la alarma, evitando falsas alarmas.

Ventajas del sistema de detección anticipada INN

  • No requiere de cuotas de mantenimiento
  • La alarma salta con el ladrón fuera de la vivienda, provocando su huida antes de conseguir forzar la puerta
  • Al estar incorporado al escudo de seguridad, es un sistema adaptable a casi todas las puertas que, además de incorporar la alarma, aumenta significativamente la seguridad física de la puerta. Aunque el propietario no activase la alarma el nivel de seguridad de la puerta habría aumentado sensiblemente

Os dejamos, a continuación, un vídeo explicativo del fabricante sobre el sistema.:

Más información: evitarobos.es

En ferrva.com: Alta seguridad