montaje_automatica_MCM

La cerradura automática se compone de: gancho superior, cerradura y gancho inferior

Uno de los consejos que se siempre repetimos para mejorar la seguridad de nuestras viviendas es la adquisición de buenos hábitos. Es la forma más económica y sencilla de reducir las posibilidades de encontrarnos con una desagradable sorpresa.

Entre los hábitos más recomendados siempre destaca el más sencillo de cumplir sea cual sea nuestra cerradura y, a la vez, uno de los más efectivos (y evidentes): pasar la llave cuando salgamos de casa. Con este sencillo gesto podremos evitar que un ladrón con cierta experiencia abra nuestra puerta en pocos segundos, sin herramientas y casi sin ruido. ¡Es ponérselo demasiado facil! Sin embargo, a fuerza de costumbre o por olvido, es demasiado habitual tirar de la puerta y no pasar la llave, dejando la seguridad de nuestra casa en manos, únicamente, del resbalón.

MCM ha lanzado una interesante novedad para evitar este punto débil: su nueva cerradura de seguridad automática. Con este nuevo producto, con sólo tirar de la puerta, se accionan los puntos de cierre superior e inferior, impidiendo el forzado de la puerta mediane tarjeta. Los ganchos tienen una resistencia a la carga frontal de más de 1000 kg y lateral de más de 700 kg, lo que asegura una fuerte resitencia al apalancamiento.

automatica_modelos_MCM

MCM ofrece diferentes modelos de cerradura central para adaptarse a mayor número de proyectos

El funcionamiento de la cerradura es sencillo. Al cerrar la puerta y moverse el resbalón se activan los ganchos superior e inferior, con independencia de actuar sobre la llave o no. Al querer abrir la puerta con la llave o la manilla interior estas accionan también los ganchos, liberándolos y permitiendo el paso como en cualquier otro tipo de cerradura. ¡El usuario no nota ninguna diferencia!

En el blog: Seguridad de una vivienda en verano, consejos, Cerraduras de seguridad, la barrera entre tu casa y la calle, Proteger tu casa o empresa